Muffins saludables de banano y nuez

Muffins saludables de banano y nuez

¡Compártelo!

Ingredientes

  • 3 bananos maduros machacados
  • 3 cucharadas de nueces pecanas picadas (no debe ser fino)
  • 1 cucharada de harina integral para mezclar con nueces ya picadas
  • 2 y ½ tazas de harina integral
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • ¼ cucharadita de canela en polvo
  • 1/3 de taza de aceite de coco derretido
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla oscura
  • 1/3 de taza de miel de maple pura
  • Molde para hornear muffins
  • Papel especiales para hornear muffins

Preparación:

Precalentar el horno a 350 grados

En un recipiente para batidora colocar bananos machacados, huevos, miel, vainilla y aceite de coco, batir por un minuto. En otro recipiente mezclar harina con polvo de hornear y agregar a la mezcla de banano y remover de forma envolvente con espátula, luego agregar nueces con harina y mover.

Colocar el papel para hornear en el molde y agregar la masa de forma uniforme.

Hornear por 45 minutos o hasta que un palillo de madera salga limpio, no hornear de más para que no se reseque la masa. Retirar del horno y poner a enfriar.

 

 

¡Compártelo!
¡Que los niños desayunen antes de ir al colegio!

¡Que los niños desayunen antes de ir al colegio!

¡Compártelo!

El desayuno es el primer tiempo de comida que deben de hacer los niños, después de 10 a 12 horas de ayuno.  Hacerlo les provee la energía que necesitan para iniciar las actividades del día y concentrarse en sus clases para que el hambre no sea un factor de distracción.

El desayuno es un hábito que se debe inculcar a los niños desde muy temprana edad y no debe perderse cuando empiezan a ir al colegio.  Es un  tiempo de comida que debe ser nutritivo y balanceado para que los niños obtengan la energía necesaria.

Alimentos que deben de estar presentes en el desayuno

  • Frutas
  • Huevos
  • Lácteos saludables
  • Avena
  • Legumbres (frijoles)
  • Carbohidratos harinados integrales (pan o tortillas)

Este tiempo de comida tan importante muchas veces se hace de menos por factores como el tiempo o que el niño no quiere comer.

Es importante recapacitar y organizarse de una mejor forma para que los niños desayunen.  Algunas estrategias incluyen levantarlos 15 minutos antes y una noche antes darles a escoger qué quieren desayunar (siempre cumpliendo con los requerimientos nutricionales para este tiempo).

Cuando los niños no desayunan por falta de hambre o por falta de tiempo están más propensos a:

  • Sentirse cansados
  • Estar de mal humor
  • Enfermarse más seguido
  • Manejar ansiedad
  • Distraerse
  • A tener una comida no saludable a media mañana

Si tus hijos no desayunan es el momento de empezar a inculcarles este hábito saludable.  ¡Verás la diferencia y los cambios en poco tiempo!

Cuando los niños se involucran en las decisiones sobre su propia alimentación se sienten motivados y felices de comer de forma saludable y en los tiempos recomendados.

¡Compártelo!