¿Bebidas gaseosas buenas o malas para la salud?

¡Compártelo!

Las bebidas gaseosas o carbonatadas están muy metidas en nuestras vidas como si fuera algo natural y no tuviera ningún efecto negativo en nuestra salud, de hecho, es imposible pensar en un festejo o en alguna actividad que tenga que ver con diversión sin estas bebidas. Esto sabiendo que tienen un alto contenido en azúcar, pero entonces esta la opción de bebidas gaseosas dietéticas (sin azúcar, con edulcorantes) y con esto muchas personas se sienten totalmente libres y a salvo de seguir tomándolas como si fuera agua natural.

Voy a empezar por lo básico que es describir que es realmente una bebida gaseosa o carbonatada. Una bebida gaseosa es agua filtrada con dióxido de carbono y esto hace que el agua sea efervescente y dependiendo de la presión va a ser la cantidad de burbujas que esta tenga. Solo el agua con gas en un consumo constante ya es perjudicial para la salud ya que el gas puede afectar al sistema cardiovascular y también afectar directamente a los huesos.

El agua con gas es la base para las diferentes opciones de bebidas endulzadas que hay hoy en día a las cuales les agregan azucares refinados como jarabes de maíz o sustitutos de azúcar químicos igual de dañinos o aun peor que el azúcar, cafeína en altas cantidades, colorantes y saborizantes artificiales. Todos estos ingredientes por separado pueden causar adicción y diferentes daños a la salud si se consumen con frecuencia y ya unificados en una bebida aumentan las razones de porque las personas no pueden estar sin estas bebidas y las consecuencias para la salud.

Síntomas del consumo excesivo de bebidas carbonatadas

  • Arritmia cardíaca
  • dolor de cabeza
  • falta de apetito
  • Depresión
  • Temblores
  • Ansiedad
  • Insomnio

 En resumen, ninguna de las presentaciones de agua gaseosa o carbonatada forman parte de una vida saludable, es mejor dejarlas para de vez en cuando y siempre ir tratando de espaciar el consumo.

¡Compártelo!
Shopping Cart
  • Your cart is empty.