¡Qué rica y nutritiva refacción escolar!

¡Compártelo!

Es importante cuidar de la alimentación de los niños ya que están en crecimiento. Ellos necesitan nutrientes para evitar deficiencias en su desarrollo y también prevenir enfermedades a corto y largo plazo.

A veces se tiene la creencia de que los niños pueden comer lo que quieran todo el tiempo porque no engordan, y que cuando sean grandes les tocará cuidar de su alimentación. Esa teoría es falsa, porque los niños sí pueden sufrir de sobrepeso y tener consecuencias en la edad adulta.

A nuestros hijos se les debe enseñar desde que son bebés a tener hábitos saludables al comer.  La clave está en  hacerlo de una forma positiva para que  lo entiendan y sobretodo disfruten de su comida.

Un tiempo de comida de vital importancia es la merienda o refacción que se hace en el colegio. A veces por querer consentir a los niños o porque es más práctico se cae en la selección de alimentos no nutritivos y se envía comida o bebidas empacadas, enlatadas o en cajita.

Con esa opción saturamos a los niños con azúcares refinados y grasas de baja calidad y al mismo tiempo aprenden que esa comida es la normal, cuando debe ser todo lo contrario. Los pequeños deben alimentarse sanamente a diario y entender que hay límites con ciertos tipos de comida y saber la diferencia entre lo sano y comer un antojito de vez en cuando.

Las loncheras de los niños deben de ser saludables, balanceadas, nutritivas y ricas todos los días. Para que sean completas tienen que llevar estos grupos de nutrientes:

  1. Proteínas
  2. Carbohidratos harinados integrales
  3. Frutas
  4. Verduras
  5. Grasas
  6. Condimentos saludables
  7. Agua pura o refrescos naturales

No todo debe de ser preparado en casa. Algunos productos como el yogurt se pueden comprar, pero se debe leer las etiquetas para escoger los alimentos con menor cantidad de azúcar y que sean grasas saludables.

Para las bebidas sugiero que se acostumbren al agua pura.  De vez en cuando agregar algún refresco natural pero nunca quitar el agua.

Yo sugiero dejar el viernes para que los niños lleven un antojito de su elección que no es totalmente saludable pero que sepan que tiene un día para eso.

¡Haz un cambio importante este inicio de clase que ya está cerca y cuida el contenido de las loncheras de tus hijos!

 

 

 

 

 

¡Compártelo!
Shopping Cart
  • Your cart is empty.