¡Compártelo!

La merienda o refacción en el colegio en tiempo de recreo siempre ha
sido un tema de mucho cuidado en cuanto a la nutrición de los niños,
ya que pasan mucho tiempo en el colegio, por lo que es importante que
consuman alimentos nutritivos y balanceados. Por la pandemia ahora
se reciben las clases en casa, y eso hace que a los niños les de mas
hambre que de costumbre, por lo que es recomendable seguir con la
costumbre de preparar la refacción de una forma saludable, para que
cuando los niños, tengan tiempo, sepan que su merienda ya esta lista
para comer.
De esta forma se evita que empiecen a buscar comida poco adecuada
para ese momento. Es importante darles a los niños comida que aporte
nutrientes, vitaminas y minerales. Para fortalecer el sistema
inmunológico y que el organismo reciba las vitaminas y minerales que
necesita para el crecimiento y desarrollo sin deficiencias.

Para preparar una refacción saludable debes de incluir:

 1 porción de fruta: puede ser entera como manzana, pera,
naranja, banano, etc. o de 1 taza a ½ taza de fruta partida como
piña, sandía, etc.
 1 verdura fría: puede ser zanahoria, pepino, apio, partido en
palitos y comer con un aderezo saludable o picado y comer con
limón y sal.
 1 a 2 porciones de proteína: pueden ser quesos, yogurt sin
colorantes y jaleas de frutas, lo mejor es el natural y se puede
prepara aderezos con el ya sean dulces o salados, jamón de
pechuga de pavo o pollo, atún, pollo, etc.
 1 a 2 porciones de carbohidratos: en este caso lo mejor es incluir
harinas integrales, como pan y tortillas, galletas o pastel de
banano, galletas de avena saludables, poporopos, granola, etc.
 1 porción de grasa saludable: estas pueden ser aguacate o
guacamol, nueces y frutos secos.
 Agua pura: es importante que los niños se hidraten
adecuadamente, por lo que recomiendo incluir un pachón de
agua para que lo tomen a lo largo de sus clases.
 Bebidas naturales hechas en casa: como limonada, naranjada,
rosa de Jamaica, te frio hecho en casa, etc.

Es importante siempre el variar las refacciones para que no dejen de
ser atractivas para los niños y recomiendo que los viernes se incluya
algún gusto del niño poco saludable, ya que no es bueno prohibir nada.

Por Guisela de Gramajo
Chef especializada en nutrición

¡Compártelo!