¿Por qué es tan difícil dejar el azúcar?

¡Compártelo!

El azúcar refinada es la culpable de muchos los antojos que se presentan diariamente y no te dejan cumplir con el plan para perder peso o cambiar tu alimentación.

¿Por qué pasa eso? ¿Por qué cuesta dejar el azúcar refinada?

El azúcar refinada o blanca se ha presentado en nuestras vidas como algo natural y necesario dentro de nuestra alimentación diaria, tanto que muchas personas desconocen los problemas de salud que puede causar.

El azúcar blanca es adictiva.  A más consumo, más antojo.

Si, por ejemplo, tomas a diario bebidas endulzadas con azúcar blanca lo más seguro es que cuando tengas sed desees tomar algo dulce. Esto pasa porque lo que se te antoja con frecuencia es la comida o bebida que consumes con frecuencia. Una persona que come postres, pasteles y donas diariamente o como postre o merienda, deseará lo mismo cuando se le antoje algo a otras horas del día. Mientras más azúcar refinada consumas más antojo de postres con azúcares refinados tendrás, realmente es una adicción.

Otro factor que contribuye a ese deseo constante de azúcar es una deficiencia en la alimentación por la falta de frutas, verduras, fibra, proteína, y grasas saludables.  Cuando incluyes los alimentos antes mencionados el cuerpo recibe el azúcar natural que necesita para fusionarlos adecuadamente y obtener saciedad.  Esto controla los antojos de azúcar.

Consejos para vencer el antojo por el azúcar refinada

  • Come de 2 a 3 frutas al día
  • Aumenta la cantidad de verduras en tus comidas
  • Asegúrate de agregar proteínas bajas en grasa en tus comidas
  • Busca cereales de grano entero (Avena, pan, arroz, etc.)
  • Aprende a tomar café y té sin azúcar
  • Incluye grasas saludables a lo largo del día (aguacate, nueces, semillas, etc.)
  • Sustituye el azúcar por miel pura de abeja en la preparación de tus comidas (como la avena)
¡Compártelo!
Shopping Cart
  • Your cart is empty.