Sal, necesaria para el organismo, pero el exceso causa daños a la salud

¡Compártelo!

Por medio de la sal se obtiene el sodio que nuestro cuerpo necesita,
este es un mineral, que el organismo necesita para llevar a cabo
muchas funciones como:

o regular las cantidades de liquido en el cuerpo,
o favorecer la absorción de calcio,
o mantiene el equilibrio de acidez en el organismo,
o ayuda a que el cuerpo este hidratado
o ayuda al sistema nervioso
o favorece la relajación muscular

Sin embargo, para estas funciones no se necesita una gran cantidad, el
sodio forma parte del grupo de micronutrientes que el cuerpo necesita,
se llaman micronutrientes por que la cantidad que se necesita es muy
pequeña, una persona debe de consumir 1,500 miligramos de sal al día,
que equivale a una cucharadita.

El problema es que la mayoría de las personas consumen más sal de la
que necesita su cuerpo ya que a veces se cocina con exceso de sal o se
le agrega más sal al plato ya servido, y si se utilizan alimentos
procesados y altamente procesados, estos están saturados en sodio ya
que sirve como preservante y como estabilizador de sabores. Al tener
un consumo alto en sodio se provocan muchas enfermedades y
deficiencias en el organismo, el exceso de sodio afecta directamente a
los riñones que son los que regulan las cantidades de sodio en la
sangre. Al tener un exceso de sal ya no la elimina los riñones y eso hace
que se acumule en la sangre, incrementando la cantidad de sangre que
circula, haciendo que el corazón trabaje mas fuerte para moverla,
elevando la presión , provocando presión arterial. Esto puede pasar sin
importar si la sal es de mar, yodada, o sal rosada del Himalaya, la
diferencia entre ellas son que una es procesada y las otras son
naturales, pero todas aportan sodio, por lo que afectan si se consumen
en exceso.

Es importante controlar el consumo de sal a la hora de cocinar y no
opacar los sabores naturales de los alimentos, evitar agregar mas sal a
los alimentos ya preparados, disminuir el consumo de alimentos
altamente procesados y sazonadores para alimentos que contengan sal.
Un truco para bajar el consumo de sal a la hora de cocinar es utilizando
especias en polvo sin sal, hierbas secas o frescas, hay mucha variedad y
aportan sabores y aromas deliciosos a las comidas sin causar daños a la
salud.

Por Guisela de Gramajo
Chef especializada en nutrición

¡Compártelo!
Shopping Cart
  • Your cart is empty.